Son ya las 6 de la tarde y la marea de responsabilidades vuelve a un estado tolerable. Las hordas de diseñadores se van aproximando entre sí, a fin de poder relajarse y alejarse de las tensiones del día, además de aprovechar a mitigar todo ese estrés acumulado bajo la excusa de una buena conversación entre colegas, y, ¿por qué no? acompañándola de una cerveza bien fría o una taza de té de esas que abrigan el alma. Luce con toda seguridad, como un escenario ideal, en donde el cierre del día se aproxima con un buen horizonte. Lamentamos decirte, que esto, no es precisamente así.
Un conglomerado de quejas empiezan a retumbar las paredes de la oficina y brotan como heridas sangrantes aquellas vicisitudes que cada uno de los diseñadores tuvo que pasar con aquel ser casi mitológico que en una danza de muerte circula alrededor de su trabajo. Criticándolo, modificándolo a voluntad y tergiversando toda indicación. Es sin duda un escenario más que conocido y de igual forma tan mal recibido. Pero, ¿Dónde radica el error? Es decir, la relación cliente-diseñador no es nueva y es posiblemente la escenografía que reconocerían muchas industrias en donde el vínculo depende de esta frágil situación.
Como apertura a su ciclo anual de conversatorios educativos titulado SENSEI, la agencia de diseño gráfico y media digital TOKYO STUDIO, inaugura con un tema más que polémico donde busca exponer las razones que llevan a que esta relación comercial y creativa sea víctima de quiebres y como no podía ser de otra manera, en esta ocasión, desde la perspectiva del diseñador.
Ampliamos un poco lo visto en el conversatorio y le damos espacio a CAROLINA VILCAPOMA BATISTINI, diseñadora gráfica con más de 5 años de experiencia en la industria abordando distintos ángulos de la comunicación visual. Su paso por diversas agencias y estudios le han dado la oportunidad de contemplar el trabajo que se realiza dentro del puente entre el requerimiento del cliente y su respectivo proceso de abordaje. Conversamos con ella y compartimos con ustedes su opinión sobre el éxito y fracaso de este vínculo, sobre ¿Qué podemos hacer para solidificarlo? Y ¿Cuán importante es prestarle la debida atención a un segmento clave en todo desarrollo creativo?

 

 

Afrontar un tema tan delicado como invisible a simple vista puede resultar confuso para muchos, si pudieras responder de inmediato, ¿Qué es aquello por lo cual los clientes parecen nunca entender a los diseñadores? ¿Es un mero tema de comunicación o empatía?

Yo creo que tiene que ver con ambos, porque si bien la comunicación es importante para recepcionar de manera clara los pedidos del cliente y también para presentar nuestras ideas, la empatía también es muy importante para la parte de las entregas. Cuando recibimos feedback o cambios es allí donde creo que la empatía es importante para no enfrascarnos en idas y venidas eternas, por parte de cliente y también diseñador, lo cual al final nos ahorra tiempo y simplifica el proceso.

“Ali” – Social Media by Carolina Vilcapoma Batistini
¿Qué significa para ti abordar la relación con un nuevo cliente?, ¿Podrías identificar ciertos retos?

Con los nuevos clientes yo creo que casi siempre son los mismos retos, lo primero es conocerlos como personas para saber cómo piensan y cómo trabajan. También ir conociendo a la marca como tal, conocer sus lineamientos, el ritmo que tienen con la carga laboral y el tipo de requerimientos, para de alguna manera adaptarnos y pensar un poco como ellos. Básicamente es tener mucha paciencia e ir aprendiendo en el camino.

BBVA Continental by Carolina Vilcapoma Batistini
En tu opinión, ¿Cuan preparados están los diseñadores de hoy en día para inter-relacionarse con sus respectivos clientes?

Hoy en día suelen existir más intermediarios entre el cliente y diseñador,  creo que tenemos que estar más preparados que antes para poder conocer a nuestro cliente para hacer un trabajo con el que ellos y nosotros estemos satisfechos. Lo cual es difícil cuando la información llega digerida por varias personas, pero haciendo las preguntas correctas y siendo empáticos, yo creo que estaremos más que preparados.



Con frecuencia la cercanía del diseñador hacia el cliente se debilita a causa de un sin número de intermediarios, ¿Crees que esta podría ser una razón para los usuales desacuerdos, o por el contrario, un buen ejecutivo de cuenta y un filtro preparado hace del trabajo uno más sencillo?

Definitivamente, cuando hay más intermediarios suelen haber cruces de información u opiniones y a veces nos llega la información un poco distinta de la original enviada por el cliente. Pero esto a veces nos ahorra trabajo, ya que el área de cuentas digiere la información y nos la entrega de acuerdo a lo que creen que es mejor, ya que conocen al cliente muchas veces mejor que nosotros. Esto nos ayuda porque nos simplifica el proceso y evita malos entendidos.

“Idiomas Católica” by Carolina Vilcapoma Batistini
¿Esta es una realidad que se vive por igual tanto en los estudios, agencias y empresas así como en modalidad freelance? O ¿Es posible hallar diferencias de gestión?

Básicamente se da en las agencias grandes, donde hay más personas y es allí donde el proceso se hace más largo y hay que tener cuidado en no perdernos. En lugares más pequeños a veces el tener contacto directo con el cliente también nos complica el proceso. Así que para mi, lo mejor es  mantener un punto medio, dejando al ejecutivo hacer su trabajo pero sin dejar de tener contacto con el cliente como diseñadores.

¿Cómo observas el panorama actual en cuanto a recién egresados?, ¿Existe una real aproximación del alumnado hacia situaciones del mundo real?

Cuando yo salí de estudiar, no tenía idea de cómo era la vida en agencia. No conocía los procesos y el ritmo, sino hasta que entré a trabajar y me costó un poco pero lo logré.



Si bien uno aprende en el camino y se va adaptando, yo creo que ayudaría mucho para los estudiantes o recién egresados que traten de buscar información real por parte de los mismos diseñadores que trabajan en agencias, sobre cómo se trabaja, la velocidad y  los retos con los que nos enfrentamos día día. Para que cuando empiecen a trabajar estén mejor preparados.

“Modasa” – Social Media by Carolina Vilcapoma Batistini
En tiempos donde el vínculo digital predomina, ¿Cómo ves el futuro de la relación diseñador-cliente?

Al ritmo que va la comunicación a través de medios digitales, el temor es que se pierda la buena comunicación ya que al mismo tiempo perdemos interacción real. Porque si bien es cierto la tecnología nos acerca, pero también nos puede alejar ya que tiende a deshumanizar a la persona.

Entre correos, Whatsapps y otras plataformas de comunicación que usan los equipos de trabajo, para mí siempre va ser productivo tener conversaciones en persona con nuestro cliente porque nos ayuda a generar empatía y humanizar nuevamente a cada una de las personas, yo creo que esa es una cualidad que no se debe perder.

_
Si quieres conocer más acerca de Carolina puedes acceder al siguiente enlace:
www.behance.net/CarolinaVilcapoma

Si quieres conocer más acerca del proyecto SENSEI y de TOKYO STUDIO ingresa a los siguientes enlaces:
www.tokyostd.com/sensei
www.tokyostd.com